Noticias

Salvia divinorum

23 abril, 2021 0 Comentarios
23 abril, 2021 0 Comentarios

 

Salvia Divinorum “la hierba de los dioses”

salvia divinorum

En las inmediaciones de la sierra mazateca en el estado de Oaxaca, a unos dos mil setecientos metros de altura de la sierra madre oriental, se encuentra por primera vez la Salvia divinorum, una planta endémica de esta región, conocida en el mundo por sus propiedades psicodélicas y alucinogenas.

salvia divinorum

Perteneciente a la familia de las lamiáceas, y su forma de reproducción es por esqueje, ya que rara vez produce semillas.

Historia

La salvia divinorum también es conocida como Ska María, María pastora, ojos de la pastora, la hierba de los dioses, o simplemente salvia.

Recibe el nombre de María ya que en la comunidad mazateca está consagrada a la Virgen María, es decir que en la plantita habita el espíritu divino de la virgen María.

Los indígenas mazatecos la utilizan para rituales de adivinación y sanación, al iniciar sus rituales es habitual que invoquen o pidan permiso al espíritu que mora en la planta, para que los guie o ayude con su necesidad que les aqueja al momento.

María Sabina, la más famosa curandera mazateca o chamán, dedicó toda su vida a obras de sanación por medio de hongos de psilocibina y Salvia divinorum”.

No se sabe a ciencia cierta si la Salvia divinorum fue utilizada en la época pre-hispánica,

aunque algunos autores han hipotetizado que los aztecas ya la habrían utilizado y la habrían llamado “Pipiltzintzintli”.

Aunque es una especulación que tiene detractores y otras plantas como el cannabis y la Rivea corymbosa (ololihuiqui) podrían ser también candidatos para el pipiltzintzintli de los aztecas.

Además de los usos chamánicos, adivinatorios y mágico-religiosos, la Salvia divinorum se ha utilizado también por sus propiedades medicinales.

La salvia divinorum se ha utilizado en rituales de adivinación y curación, de forma similar a los hongos psilocíbicos.

María Sabina les dijo a Wasson y a Hofmann (los descubridores de su uso mazateco) que la Salvia divinorum se utilizaba en las épocas en las que había escasez de hongos.

Algunas fuentes que han hecho trabajo de campo posterior, apuntan que puede que el uso de la Salvia divinorum esté más extendido de lo que originalmente se creía, incluso en época de abundancia de hongos.

¿Cuando la conocio el mundo?

La primera ocasión que se habló de salvia divinorum fue en 1939 cuando el etnógrafo J. B. Johnson quien descreibe el empleo de una planta conocida como hierba María por los chamanes mazatecos.

En el año de 1952 Robert J. weitlaner la describe con el nombre de yerba María.

Aunque quien describe y toma muestras de esta especie le corresponde a R. Gordon Wasson (estudioso de los rituales chamanicos), de la mano con Hoffman, lograron identificarla como una especie del genero salvia además de ser el primer extranjero en probar la salvia divinorum.

No fue hasta años después en la década de los ochentas que se logra conocer el principio activo causante de los efectos alucinógenos. Ortega y Valdez lograron aislar estos componentes llamados salvinorin A y salvinorin B.

En 1993 Daniel Siebert experimentó probar 1mg de salvinorin A descubriendo que esta era justamente la sustancia psicoactiva.

Composición química

Las hojas de la Salvia divinorum contienen dos diterpenos llamados salvinorin  A y salvinorin B También contienen otras sustancias que no están claramente identificadas.

Salvinorina

La salvinorina A es la sustancia psiquedélica natural más potente que se conoce. Es unas 10 veces más potente que la psilocibina. Su fórmula química es C23H28O8, no contiene nitrógeno, por lo que no es un alcaloide.

A nivel farmacológico actúa como un agonista selectivo de los receptores opiodes kappa,

lo que la diferencia de otros compuestos psiquedélicos que actúan principalmente en el sistema serotoninérgico.

Concretamente uniéndose a los receptores 5HT2A. Por ello la salvinorina A es un compuesto bastante inusual.

Las dosis de salvinorina A que producen efectos psicoactivos empiezan a los 150 microgramos (o millonésimas de gramo). Las dosis habituales se encuentran entre los 150 y los 500 microgramos.

Fuente

Salvia para adolecentes

Wikipedia


Comparte esta nota