Sinicuichi (heimia salicifolia)

Sinicuichi (heimia salicifolia)

$120$750 IVA incluido

0 out of 5

Sinicuichi

Consumir Sinicuichi te proporciona una ligera euforia y ayuda con la relajación. Además, cambia tu percepción de los sonidos Es como un auditorio alucinógeno, ya que distorsiona sonidos o los hace aparecer viniendo desde muy lejos.

Disponibilidad
In stock
Limpiar
Cantidad de productos
SKU: SNCH Categorías: ,

Descripción

Sinicuichi (heimia salicifolia)

 

Sinicuichi (heimia salicifolia), también conocido como Sinicuiche, Abresol ó hierba vital. Es un tipo de planta de la familia de las plantas ricas en maleza (lythraceae). Se encuentra principalmente en sur y centro América o en la India occidental. Los Mayas y los Aztecas la utilizaban para sus rituales de memoria y otras ceremonias debido a su efecto alucinógeno (especialmente acústico) y de apertura de la memoria.

La criogénesis del alcaloide quinolizidina es el ingrediente activo central de la hierba Sinicuichi. Los alcaloides secundarios son abresolina, anelesina, cryofolina, deshidrodecodina, desmetilasubina I y II, epidemetociabresolina, lifolina, lithridina, sinina y vesolidina. Sin embargo, estos principios activos están exclusivamente en las hojas. Toda la hierba contiene el tannin, las resinas y las sustancias amargas, pero en particular las hojas.

El uso ritual de la Heimia salicifolia no está muy bien investigado. Sin embargo, se sabe que la planta era sagrada para los Aztecas y también se le conocía como “abridor del sol” por la visión amarilla que puede producir. Los indígenas mexicanos solían tomar la planta en forma del llamado “Elixir del Sol”, que se decía que contenía el conocimiento del sol y que era capaz de traer de vuelta a la conciencia lo que ya había pasado, a veces incluso eventos prenatales y recuerdos olvidados.

Las hojas son ideales para ahumar en combinación con otras plantas y se utilizan tradicionalmente como incienso. La hierba seca y triturada se utiliza tradicionalmente como protección contra el mal de ojo. Cuando se quema esparce un delicado y leñoso aroma.

Para la preparación, en México recogen la hoja fresca y la dejan marchitarse. Una vez seca la echan en un bol o tarro con agua y la sitúan en un lugar soleado durante 24 horas. Dejando que fermente. Este método, según comentan, permitiría que la bebida absorviese el “conocimiento del sol”. Es por ello, que denominan a la bebida “el elixir del sol”. Era bebida por sus cualidades adivinatorias y proféticas.

Esta planta era usada para revivir recuerdos de forma muy vívida y también para escuchar las voces de los ancestros. este último punto es debido a que dosis altas de heimia salicifola, su nombre científico, provoca alucinaciones auditivas. Otro de los efectos es el “sun opener”, o abridor del sol, que consiste en ver todo  lo que te rodea con una brillantez y un color amarillento muy especial, un efecto que no es tan fácil de obtener pero muy espectacular.

Se decía que ese efecto era la conexión con el sol, por eso antes de tomar la pócima dejaban macerar la planta con agua fresca al sol, para que absorbiese su energía y transmutara en el organismo de quien lo tomaba.

Consumir Sinicuichi te proporciona una ligera euforia y ayuda con la relajación. Además, cambia tu percepción de los sonidos! Es como un auditorio alucinógeno, ya que distorsiona sonidos o los hace aparecer viniendo desde muy lejos.

Uso

Utiliza 10 gramos con tres tazas de agua para hacer té. Déjalo cocer 30 minutos.

Atención!

El día siguiente al consumo puedes sentirte algo tenso, tener agujetas o estar cansado. Un uso prolongado puede tener malos efectos en tu memoria.

 

Información adicional

cantidad

50g, 100g, 250g, 500g

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sinicuichi (heimia salicifolia)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *